miércoles, 28 de mayo de 2014

Mujer Pakistaní embarazada de 3 meses asesinada a ladrillazos por sus hermanos



La víctima se había casado sin el permiso familiar con un hombre de su propia elección

Una joven ha sido asesinada a ladrillazos a las 8.00 de la mañana (3.00 GMT) por tres de sus hermanos por haberse casado sin el consentimiento de su familia, según fuentes policiales. El suceso ha ocurrido en las inmediaciones del Alto Tribunal de Lahore, en el este de Pakistán, donde la víctima se dirigía para asistir como público a una vista.
"Algunos ladrillos le dieron en la cabeza y le causaron heridas mortales", ha explicado un agente local, que detalló que la mujer falleció tras ser trasladada a un hospital cercano. Las autoridades han precisado también que los agresores huyeron tras perpetrar el crimen y que aún no cuentan con ninguna denuncia por el homicidio.
La víctima decidió hace un año casarse contra el deseo de su familia con un hombre de su elección, y la pareja tuvo que huir de su localidad natal de Jaranwala, unos 100 kilómetros al sur de Lahore. Los llamados "crímenes de honor" son muy habituales en el sur de Asia y suelen implicar a varones de una familia que vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la moral familiar de estas sociedades locales.
En Pakistán, estos asesinatos cuestan a diario la vida de entre dos y tres mujeres en un goteo que pasa casi desapercibido, y que, según explica la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), acumuló el año pasado 869 víctimas mortales, aunque la entidad alerta de que muchos casos quedan sin denuncia.
"Estos crímenes persisten por la impunidad de la que gozan los asesinos", indica un reciente informe de la HRCP, que denuncia que la tradición islámica de permitir la absolución del criminal si es perdonado por la familia de la víctima favorece a los agresores.

No hay comentarios: