martes, 23 de octubre de 2012

La edad de consentimiento sexual en España, 13 años, entre las más bajas del mundo

La edad de consentimiento sexual en España, 13 años, entre las más bajas del mundo. ■No es delito mantener relaciones si la menor consiente y tiene al menos 13 años. ■El trágico suceso de El Salobral reaviva el debate de la edad de consentimiento. ■La ONU sugiere a España que eleve la edad a 15 años y las ONG piden al Gobierno que aproveche la nueva reforma del Código Penal. Almudena tenía 13 años. Su presunto asesino, 39. Las crónicas desde El Salobral (Albacete) cuentan que ellos mantuvieron una relación sentimental y que él la mató cuando ella le dejó. La madre de Almudena llora de pena por su hija y de impotencia por las numerosas ocasiones en que intentó alejar a Juan Carlos de su hija por la vía legal, mediante denuncias en la Guardia Civil. Nadie hizo nada. Almudena tenía 13 años y la relación había sido consentida. Con el crimen de El Salobral resurge una polémica recurrente respecto a la edad legal de consentimiento de las relaciones sexuales en España. Actualmente está en 13 años y es la menor de Europa y una de las más bajas del mundo. Varias ONG de protección a la infancia, como Save The Children o Unicef, y expertos en psicología jurídica solicitan al Gobierno que reabra el debate de la edad de consentimiento para evitar los abusos sexuales a menores. Su recomendación es que la edad se suba hasta los 14/15 años, equiparándola a los países de nuestro entorno. "Trece años es una edad muy baja, aunque sea una relación consentida, es una relación desigual que va a marcar el desarrollo psicosexual del niño o la niña", asegura Virginia Rodríguez, portavoz de políticas de infancia de la ONG Save The Children. Cuando el Gobierno de Mariano Rajoy tomó posesión, hace ahora un año, Save the Children le envió una lista de diez prioridades para la agenda infantil y entre ellas aparece la elevación de la edad de consentimiento sexual. Rodríguez solicita, ahora, que ésta se recoja en la próxima reforma del Código Penal puesta en marcha por Justicia. Javier Urra fue el primer defensor del Menor que hubo en España. Su mediación hizo posible que la edad de consentimiento subiera de los 12 años a los 13. "Algo claramente insuficiente", explica al teléfono desde Quito. Este experto en psicología jurídica recuerda que los partidos políticos no quisieron entonces "restar libertad" a los jóvenes, lo que a su parecer es un debate falso "porque no se les deja conducir hasta los 16, ni votar hasta los 18, y hasta para tatuarse o abortar hace falta un permiso paterno hasta los 16". Según Urra, "una niña de 13 años puede ser biologicamente madura, puede quedarse embarazada. También puede enamorarse y puede seducir, pero no es madura emocionalmente. Es una niña".
Sin embargo, también hay quien pide que se abra el debate de forma serena y eficiente. "La edad de consentimiento sirve para proteger a los más jóvenes, 13 años es excesivamente baja, pero hay que tener en cuenta también la diferencia de edad entre la pareja y si el adulto ejerce algún poder o presión sobre el niño, al ser su profesor o un familiar próximo", explica Gabriel González Bueno, de Unicef. Unicef defiende que la edad mínima debería ser 14 años, como en Alemania o Italia. En Francia está en 15 años y algunos países nórdicos hasta en 16 años. La ONU ya reprendió a España hace años reprochándole que la edad de consentimiento era "baja" y podía volver vulnerables a los niños ante los delitos sexuales. Pero González Bueno matiza que es "importante" que la decisión "no se tome en caliente". Y advierte de que "una edad muy alta puede causar problemas a los propios niños, por ejemplo ante casos de un chico de 18 años con una novia de 16, porque podríamos penalizar relaciones de tú a tú". Los expertos no quieren entrar a valorar lo ocurrido en El Salobral, pero algunos apuntan que este dramático suceso más que un debate sobre la edad de consentimiento sexual debe abrir otro sobre si han fallado otras herramientas de salvaguarda de los derechos del menor, como la protección ante una situación de acoso.

No hay comentarios: