domingo, 9 de septiembre de 2012

No sin mi hija

En 1984, una ciudadana americana felizmente casada con un doctor iraní, iba a pasar unas agradables vacaciones en casa de la familia de su esposo en Irán ya que por fin la había convencido a ir a visitar a su familia ella no pensaba que se desatarían muchas cosas hasta con su propia vida. Una vez allí, fue retenida con su hija y obligada a quedarse a vivir para siempre, porque su esposo la había engañado y la vigilaba las 24hr para que no pudiera escaparse con la niña, intento que no dejo de hacer por sacar a su hija de ese lugar, la cultura y la ley de este país apoyan la decisión de su esposo y de su familia, si existía un divorcio el padre es que se queda con la patria potestad del hijo, un señor le ayuda a salir de Irán para llegar a un lugar donde existe la embajada de EEUU. En el mundo occidental es vista como un rapto salvaje y cruel pero en Irán por su cultura es normal.

No hay comentarios: